miércoles, 4 de marzo de 2009

La hora del te

Hola chicas.

Como habeis podido comprobar últimamente no paro de hacer cositas para casa. Una de las últimas que he hecho han sido estos dispensadores para infusiones y tengo que reconocer que son lo más práctico que hay.

Son muy fáciles de hacer, sólo es cuestión de paciencia para armar la cajita (lo que me costó un mundo descubrir) y bueno quitando que a mi novio le horrorizan esos colores para la cocina... ¡A me me encantan¡. Pero claro, yo adoro los colores...





























Espero que os hayan gustado, besitos.

Iriniee

6 comentarios:

Cuaderno de colores, sombras y recuerdos dijo...

¡Me encantan! y el cachemir... muy bónito:) tenemos que conseguirlos;)
besos guapa!

Sara dijo...

Muy originales, había pensado (antes de leer el texto) que era algo para tu futuro sobrino/a, un dispensador de pañuelitos o así jejeje.
Besos

Marie-Hélène à Madrid dijo...

Pero qué idea más genial !!!!!!!!
besotes

Milalibelula dijo...

Muy buena idea, sin dejar de lado la creación e inspiración!
Lindo!
XD

BAMBOLA - Casa Creativa dijo...

JO guapa si te digo la verdad me dan ganas de guardar los chupetes de mis peques en esas cajitas,darselas cuando sean mayores.
me encantan,es muy buena idea,mira aqui siempre ando que no se donde poner las infusiones y las tengo todas desordenadas.
ya sabes tuto de como hacer cajitas de infusiones, antes de ponerte a currar.
Son geniales,las flores le da un aire a eso,que rica mi infusion.
Besitos
Sandra

Lourdes de Madrid dijo...

Hola Ana,
¡Que idea más genial! Te han quedado divinas! y me alegro que hayas empezado a utilizar "esos sellos".